• innSaei.life (C)

Agradeciendo "a vuelo de pájaro"...

Actualizado: hace 2 días

Hace muchos años en un viaje turístico estuve en un lugar que "era" paradisíaco, recuerdo muy bien que estaba sentado en la playa observando el paisaje y el cielo. De fondo escuchaba el mar y me escuchaba a mí mismo preguntándome porqué elegí ese lugar y no otro siendo que habían muchos otros entornos naturales cercanos para explorar.

Con la mirada puesta al cielo empezaron a moverse pequeños puntos negros en medio de su inmensidad celeste. Me fijé como hacían círculos así que me recosté a mirarlos, me concentré en ellos y empecé a notar que eran unas aves digamos "de tamaño mediano". De aves no sé nada pero de proporciones si, igual trataba de adivinar que especie eran.

Pasaban los minutos y simplemente especulaba, veía como volaban a gran distancia y entretanto seguía adivinando empecé a sentir sueño y pensé "me quedaré con la duda". Como último recurso antes de caer profundo lancé unas palabras al viento... "Trae las aves para tomar una linda fotografía".


Ya no me importaba que especie era, solamente quería tomar una foto como recuerdo de aquel momento de introspección. Me gusta la fotografía y sentía que perdía una oportunidad de una linda foto, de un recuerdo de viaje e instante. Finalmente me dormí, no sé si pasaron horas o minutos, dejé mi cámara lista a la mano antes de cerrar los ojos y allí en el sueño profundo me perdí entre el sonido de las olas y el viento.


Al despertar enfoqué la mirada nuevamente al cielo y me di cuenta que las aves ya no estaban, éste se tornaba de azul a gris claro así que tomé mi mochila de viaje, guardé mis cosas, miré otra vez al horizonte y mentalmente pronuncié "gracias por éste momento de reposo y tranquilidad, algún día nos volveremos a ver en éste mismo sitio, tú serás el mismo y yo seré otro".

Me impulsé para levantarme y en ese impulso la cámara salió de la mochila y cayó en la arena, la recogí, la limpié y sentí algo particular e indescriptible que me hizo levantar nuevamente la mirada. Las aves habían vuelto y estaban algo más próximas a mi que unas ¿horas? antes y pude ver que eran pelícanos pero aún estaban muy lejos para retratarlos.


Me despedí de ellas y caminé en dirección contraria al mar y pensé "lástima la fotico"... En ese segundo cuando avanzaba al bosque voltee a mirar los pelícanos y me fijé en uno de ellos el cual hacía varias volteretas y en voz alta expresé ¡Ven acá!. El pelícano como si me hubiera escuchado inmediatamente tomó vuelo en dirección hacia mí, y yo "a vuelo de pájaro" tomé nuevamente la cámara fotográfica, corrí cerca al mar, di también volteretas sobre la arena, me acosté totalmente horizontal y mirando un punto fijo en el gris profundo pensé "tiene que pasar justo encima mío para lograr la foto deseada".


No sé porqué motivo me puse nervioso, seguí con la mirada fija en el punto específico a través del lente de la cámara y de repente una sensación de proximidad de "un algo" me invadió el cuerpo lo cual me hizo sentir más nervioso e incluso alcancé a temblar. En ese instante apareció la silueta del pelícano sobre mí y pulsé el disparador, creo yo hasta con los ojos cerrados. El pelícano siguió su vuelo y yo entré en modo incógnita pues quedé con la duda si había logrado la foto deseada.

En ese entonces existían ya las cámaras digitales, no se veían muchas, aún no estaban en auge y menos un celular con buen zoom y resolución, igual prefería usar "mi camarita" para luego ir a la universidad y en el estudio de fotografía y cuarto oscuro revelar las fotos, así que la duda no se iba a aclarar hasta no llegar a casa, volver a clases y hacer todo el proceso de revelado pero de igual manera estaba feliz porque "o el pájaro me escuchó o al cielo llegó mi agradecimiento".

Ahora, varios años después observo la fotografía y de cierta manera siento esas sensaciones de aquel instante. Jamás volví a ese lugar, pero en ella, en la foto el cielo sigue siendo el mismo, el pelícano quedó retratado como yo quería, centrado, proporcionado, (se hizo lo que se pudo) y yo...tal como lo mencioné años atrás, yo no soy el mismo, ahora soy más agradecido por cada momento, minuto y segundo que me regala el universo y poco a poco voy entendiendo porqué estuve allí y no en los otros lugares.



Pájaro, cielo, foto, pelícano, cuadro, marco, revelado, playa, universo, cosmos, reflexión, introspección, arquitectura, interiorismo, diseño, bogotá, innsaei, ojo

8 visualizaciones