00-INNSAEI símbolo para web naranja.png

Innsaei.life es nuestra manera de canalizar y traducir las diferentes señales del universo las cuales son percibidas a través de nuestra intuición, del aprendizaje de nuestras experiencias y de la introspección.

Somos un instante en proceso evolutivo constituido por diferentes conexiones tanto materiales como inmateriales, sincronicidades, resonancias e interiorizaciones que adecuadamente van fluyendo... aquí nada es forzado.

 

InnSaei.life simplemente “Es” y se manifiesta a través de la creatividad expuesta en muchos campos y áreas. No nos consideramos un proyecto de vida como tal puesto que actuamos en un siempre presente integrando nuevas estructuras las cuales vamos interiorizando según nuestros mapas psicológico, espiritual y energético y así de una manera perceptiva e intuitiva navegamos hacia nuestro mar interior en  búsqueda de la expansión del Ser.

 

Sabemos que no es un viaje fácil ni cómodo, aunque ciertamente se han encontrado innumerables gozos y satisfacciones  así como  significados y señales de revelaciones antes no comprendidas. La expedición es un recorrido de integraciones que van más allá de la dualidad mente – espíritu y cuerpo  -  alma, viajar hacia el corazón de nuestro corazón es llevar los códigos que nos constituyen para acceder a nuestra propia verdad. 

​Agradecemos al universo por la señal que nos fue suministrada  para embarcarnos en esta aventura que potencia la creatividad del Ser, a nuestros lectores y a los aún no lectores, a nuestros seres protagónicos (C), (C.A), al “perdiguero dorado” por la inspiración ;) … a la evolución, al cambio, a lo que Es, a lo que no fue y no será,  a la inspiración a las contradicciones y oleaje  y al proceso y desarrollo de la capacidad intuitiva.

…Y también porque no nombrar al equipo de arquitectos y creativos de Make Arquitectura Interior por su apoyo,  motivación y colaboración incondicional. ¡Conectarnos en el camino es una experiencia fenomenal!. 
 

 

Namasté… 

(El soñador sigue dormido, el soñador sigue soñando).